fbpx

abril 29, 2019by BeGraffic

¿Es una buena idea cambiar o rediseñar tu logotipo cuando sientes que se ha quedado un poco desfasado?

aquí tienes algunas de las razones más habituales por las cuales las marcas se plantean un cambio o rediseño de logotipo:

  • El logotipo actual se diseñó de manera casera un editor de textos como word, un programa muy básico como power point o paper y no tiene una calidad profesional. Si tu empresa crece, tu logotipo tiene que poder acompañar su crecimiento. Pero si en su momento fue diseñado de forma caseral sin los programas adecuados, te acabarás encontrando con muchos problemas. Por ejemplo imagina que el día de mañana quieres hacer una valla publicitaria y te presentas en la imprenta con un logo diseñado con Word, ¡Te mandarán a freír espárragos! 
  • Has usado como logotipo una imagen o dibujo que no está vectorizado y ahora te estás encontrando con inconvenientes a la hora de poder usarlo en diferentes formatos y tamaños.
  • Tu logo se ha quedado desfasado, tiene un aire anticuado y no sientes que refleja ya bien los valores de tu marca. Empresas importantes como Cocacola o Apple, han rediseñado sus logos a lo largo de los años para modernizarlos y adaptarlos a los gustos actuales.
  • No te sientes a gusto con la imagen de tu marca.  Nuestra falta de experiencia puede hacer que nos equivoquemos cuando estamos empezando a emprender. Según vaya pasando el tiempo, te puedes dar cuenta de que el logo que elegiste no te representa.

Antes de iniciar un cambio de logotipo, te aconsejo que le des algunas vueltas a estas cuestiones:

  • Si tu clientela se siente muy identificada con tu logotipo, cambiarla totalmente será un error. Lo mejor en este caso es no hacer un cambio radical, si no algunas mejoras sutiles.
  • Contrata un diseño de logotipo profesional así garantizarás que tu imagen de empresa perdure en el tiempo y podrás usarls en cualquier tamaño y soporte.
  • Tampoco puedes estar cambiando tu imagen de marca constantemente. Eso dificultaría la identificación de tus clientes con tu marca y la diferenciación frente a la competencia. Si vas a acometer un cambio, intenta que sea definitivo.